Mí Carrito

Cerrar

Despertarte temprano siempre es por que tu cerebro es maduro

Posted on

Que vivan aquellos años de la infancia en los que terminaba el período escolar y la primera semana de vacaciones finalmente podíamos dormir hasta tarde. Es una sensación que la mayoría recuerda con una sonrisa, sin preocupaciones, sin ningún tipo de presión. Simplemente disfrutar de tus vacaciones bajo las sábanas despertando tarde para almorzar y ver caricaturas. Pero hoy comienzan tus dos semanas de vacaciones en el trabajo y durante los primeros días tus ojos se abren solos a la misma hora de siempre.

Todo cambia cuando eres adulto, algunos cambios nos gustan y otros no. Y parece que mientas van pasando los años uno de los cambios es que vamos durmiendo menos. Efectivamente, la ciencia ha demostrado que hay grandes cambios entre el sueño de un niño y un adolescente comparado con el adulto. El sueño se divide en varias etapas: REM (rapid eye movement) y no-REM. Durante el sueño REM soñamos, y durante el no-REM descansamos. El sueño no REM tiene tres fases, un sueño ligero, uno intermedio y uno profundo. Al ser adultos se hace más difícil que lleguemos a la fase profunda, más restaurativa, del sueño. De forma que el sueño se hace más ligero y es más fácil despertar por cualquier motivo, como los sonidos o la luz del sol.

Además de eso, la vida de adulto está llena de desafíos y preocupaciones. Ya no somos niños despreocupados, ya no dependemos de nuestros padres y probablemente son otros los que dependen de nosotros. Esa carga de estrés, unida al cambio del patrón del sueño, y la fuerza de la costumbre hacen que nos despertemos a la misma hora durante las vacaciones. De forma que, si quieres dormir hasta tarde prepara tu habitación evitando interrupciones, toma algo para relajarte más, e intenta dejar de lado las preocupaciones de tu mente adulta. 

Hola!

Únete a la lista de correos!