Mí Carrito

Cerrar

No es correcto estar sentado tanto tiempo en el baño

Posted on

El teléfono celular, una conversación interesante o un juego, y el cargador forman la receta perfecta para quedarse largo tiempo en el inodoro. Nadie sabe por qué, pero lo cierto es que al sentarnos en el trono no hay poder humano que nos levante sino 20 o 30 minutos después. Pero un inodoro no es una silla especialmente cómoda. Y, de hecho, no está diseñado para que pasemos largo tiempo en él.

La posición que adoptamos en el inodoro no es la más óptima para los músculos del piso pélvico. El ángulo de inclinación de la pelvis unido a la relajación del esfínter anal puede predisponer a la aparición de hemorroides. Las hemorroides son venas ubicadas en el ano y el recto que aumentan de grosor como las várices de las piernas. Con la presión abdominal aumentan de calibre y pueden salir hacia fuera o romperse y sangrar.

Existen soportes especiales que se colocan en los inodoros para evitar una mala postura, y hay quienes abogan por el squatting, que es defecar sin sentarse. Otro dato interesante es que, si sientes urgencia, pero te sientas y retienes las ganas, inicia un movimiento intestinal inverso. Vuelven a subir las heces, el colon reabsorbe agua y puede causar estreñimiento a la larga. Sea como sea, piénsalo dos veces antes de llevar el cargador de tu celular al baño. 

Por otro lado, si estás allí sentado porque te cuesta terminar el asunto, puede ser necesario un chequeo médico. El proceso de peristalsis normal, o movimiento intestinal, debe hacer que ir al baño sea cuestión de un par de minutos. Cuando hay problemas de estreñimiento todo se dificulta. Lo mismo ocurre en momentos de estrés ya que el colon necesita estar relajado para terminar de expulsar su contenido. Si este es tu caso, algún laxante sin prescripción puede funcionar, y tomar café puede devolverte un movimiento intestinal sano. 

Hola!

Únete a la lista de correos!