Mí Carrito

Cerrar

Partes del cuerpo que te puedes rasurar

Posted on

El rasurado es la nueva tendencia, no solamente entre las mujeres sino ahora entre los hombres. En el caso de los varones, suele haber mucha tela ?o cabello- que cortar. Salvo situaciones excepcionales, los hombres tienen más vello corporal que las mujeres y conviene examinar las zonas en las que es más recomendable rasurarnos. ¿Qué beneficio reporta y qué cuidado hay que tener?

  • La barba: La primera parte del cuerpo a rasurar debe ser la más obvia. El cuidado de la barba se ha convertido en una nueva tendencia entre los hombres. Sin embargo, muchas son las mujeres que prefieren un rostro sin barba. No hay que ser demasiado categóricos al respecto, pero un claro beneficio de rasurarnos la barba es evitar llevar bacterias y restos de comida cerca de nuestro rostro.
  • Las axilas: Otra zona que para muchos es importante de rasurar son las axilas. Es sumamente incómodo llevar mal olor unido al sudor que transpira hacia la camisa. Sin embargo, llevar las axilas rasuradas puede disminuir el sudor y evitar malos olores. Recordemos que muchos de esos olores indeseados provienen de bacterias que se alojan en el pelo, de forma que es buena idea removerlo
  • La zona púbica: Es una gran idea rasurarnos esa zona púbica, sobre todos para quienes tienen una vida sexual más activa. No cabe duda de que hace ver el pene más grande, evita malos olores, y da a nuestra pareja mayor confianza en cuanto a nuestro aseo personal. Sin embargo, conviene estar especialmente atentos pues es una zona sumamente sensible. Utiliza crema hidratante antes y durante el afeitado, y si aun así te causa irritación, considera la posibilidad de tan solo recortar el vello.
  • Las piernas: Muchos se sienten incómodos al tener mucho volumen de vello en las piernas. Sin embargo, a algunas mujeres les agrada. Hay algunos problemas de salud como la foliculitis ?infección del folículo del pelo- en los que conviene recortar o rasurar el vello de las piernas. Pero en líneas generales, al igual que la barba, es cuestión de decisión personal y de pareja  

Hola!

Únete a la lista de correos!