Mí Carrito

Cerrar

Por qué más navajas es mejor?

Posted on

Continuamente hemos visto comerciales que parecen agregar más y más navajas a la afeitadora convencional. Si comparamos los nuevos productos con el enfoque clásico de afeitarnos con una navaja simple, podremos darnos cuenta de que el mercado del afeitado ha cambiado mucho a través de los años. Sin embargo, ¿es de veras mejor usar afeitadoras con más navajas? ¿O es tan solo un truco comercial para promocionar productos que en realidad no se necesitan?

La verdad es que, mediante una navaja tradicional es posible lograr el rasurado perfecto también. Requiere un poco más de pericia, que la navaja esté especialmente afilada, y conocer los ángulos de crecimiento del vello facial. A pesar de ser sumamente complicado, el rasurado tradicional tiene la ventaja de evitar la irritación de la piel.

Sin embargo, lo cierto es que la mayoría no tiene la pericia de un barbero y necesitará dos, tres o cuatro pasadas para lograr una piel tersa. En el proceso, aumenta la probabilidad de cortarnos, y con el paso continuo la piel se puede irritar considerablemente. Es allí donde entran las navajas múltiples. Una de las navajas es usualmente menos afilada y se encarga de sostener el folículo del cabello y estirarlo. De esa forma la segunda navaja es capaz de cortar el vello estirado, más cerca de su raíz. Una tercera navaja funciona para limpiar el terreno, asegurándose de que las dos primeras no fallen.

Vemos que sí hay motivos para tener afeitadoras de varias navajas. Sin duda, estas herramientas son más que estrategias de mercado. Una afeitadora de dos o tres navajas ayudará a alcanzar un mejor afeitado sin contar con la pericia de un barbero. Aunque muchos cuestionan la necesidad de 4 o más navajas, el mismo principio de la tercera navaja se aplica en ellas. Quizá no sean primordiales como la primera y la segunda, pero disminuyen aún más la necesidad de pasar la afeitadora de nuevo. 

Hola!

Únete a la lista de correos!